Libre adentro | Máquina de Hacer Historias

Autor:

Julian Scatolaro

Cuentos, anécdotas, reflexiones y otras yerbas de un intento de escritor.

¡Pasen y lean!

Libre adentro

septiembre 21, 2016

Una de las cosas más sabias que oí en mi vida salió de la boca de una persona que, durante años, luchó por volver a serlo.

Lo digo, y todas las veces suena más duro: «Volver a ser persona.»

Me tocó presenciar una jura y entrega de diploma en la Facultad de Periodismo a finales de 2015. Me llamó la atención, entre tanto vestido y corbata, dos espectadores parados a nuestro lado enfundados en bombacha de campo y camisa, como extraviados buscando su tranquera.

Era pleno diciembre y el salón ardía amontonado de gente. Los dos aires, que se me antojaron motores de avión, no daban abasto. Los flamantes egresados combatían el calor refrescándose con sus propias lágrimas, recordando a un padre que no pudo llegar a la ceremonia, a un profesor que los acompañó en el último tramo de la carrera, a la Educación Pública en general. Hasta que fue el turno de un hombre.

Cuando se paró en el atril —creo que se llamaba Germán— declaró, casi con una sonrisa, que había estado preso diez años. Y entonces me pareció que hasta los dos aires hicieron silencio para oírlo. Contó que gracias a la facultad había aprendido que sin un proyecto en la vida no somos nada, y que ahora que estaba libre podía dedicarse a eso.

—Y no me refiero a libre en el sentido de que ya no estoy en una cárcel —aclaró—, sino que estoy libre adentro.

Todos aplaudimos, mucho, muchísimo, pero, por alguna razón, Germán sólo escuchó los aplausos de los hombres de bombacha de campo.

Julián Scatolaro

Imagen: Egon Schiele

(Click)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentá con Facebook